Una noche encantada

una noche encantada

“Una noche encantada” de Christina Dodd

Una preciosa portada (una tela de cuadros, mar y un castillo escocés) con grande spromesas y una autora de la que tengo buen sabor de boca, me han arrastado a este libro que he leído de un tirón pero que, aunque entretenido, me ha resultado FLOJO.

Una princesa de un reino de los Pirineos venida a menos por la guerra y reconvertida en vendedora de cremas e ilusiones, colabora en un “engaño” con Robert Mackenzie, conde de Hepburn, atormentado desde que volvió del campo de batalla.

El enamoramiento de Clarisa y Robert es creíble pero poco intenso. A los personajes les falta fuerza y su primer encuentro sexual (que pasa de besos a penetración en tiempo record) en un lugar inadecuado del castillo está fuera de lugar.

Pero la historia es original, los personajes secundarios interesantes tanto los buenos (Millicent -la hermana de él- y Amy -la de ella) como los malvados (una huesped arpía y rival y el coronel Ogley, cruel y usurpador de méritos ajenos) y la lectura es amena.

VALORACIÓN: 3/5

El libro no ha estado a la altura de la promesa de la portada pero me ha dado un buen rato de lectura. Es el primero de la serie “Princesas perdidas” que probablemente yo no leeré pero que reconozco que tiene unas portadas preciosas y atrayentes (overpromise en este caso).

Princesas Perdidas

Web de Christina Dodd

Sinopsis oficial

Robert MacKenzie, conde de Hepburn, no puede dar crédito a sus ojos. En la plaza de su pequeño pueblo escocés una mujer hermosa y radiante como no ha visto nunca intenta vender cremas y ungüentos milagrosos a las aldeanas. Y asegura ser ni más ni menos que una princesa desterrada por la revolución que arrasa Europa.

El apuesto e implacable conde no cree en la historia de la chica, pero lo que realmente le interesa es que, con ella, puede ejecutar un plan que lleva mucho tiempo preparando. Para ponerla de su parte está dispuesto a utilizar todo lo que haga falta… Pero hasta este hombre duro y decidido puede llevarse algunas sorpresas, como descubrir que la vendedora ambulante es realmente lo que dice ser, o, lo que es peor aún, que es ella la que ha conseguido atraparle a él en las redes de una pasión irrefrenable.

Tags

Related Posts

Share This